La Bóveda Negra del BCV

Hubo una vez un Banco Central de Venezuela que rendía cuentas al país

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

14656360_1291528784224138_4693437270999579369_n

Hubo una vez un Banco Central de Venezuela que rendía cuentas al país de todo lo concerniente al manejo de lo que ingresaba a las arcas de la nación.

Los Bancos Centrales en el mundo, y Venezuela no fue la excepción, evolucionaron hasta instituirse en autoridades independientes, dedicados a mantener “la estabilidad de los precios y la confianza en la moneda”, calificados como un “bien público fundamental”.

En nuestro país, la creación del BCV se presentó dentro de un ambiente de grandes cambios políticos, sociales y económicos coincidentes con una situación mundial convulsionada.

El presidente Eleazar López Contreras nombró una comisión en 1937, encabezada por quien sería luego su Ministro de Fomento, Manuel Egaña, para el estudio del funcionamiento y regulación del BCV.

General Eleazar López Contreras, presidente saliente, 1942

General Eleazar López Contreras, presidente, 1942

Dicha ley —publicada en la Gaceta Oficial No. 19.974— autorizó la creación del BCV, con el fin de regular la circulación monetaria y el crédito para evitar fluctuaciones de gran escala en el circulante. Además tendría como función principal regular y vigilar el comercio de oro y divisas.

La Primera Sede (1940-1946) La primera sede que ocupó el Banco Central estuvo ubicada entre las esquinas de Veroes y Jesuitas. Pagando un canon de arrendamiento mensual de Bs. 2.500, el Banco Central inició sus operaciones el 15 de octubre de 1940 en una casona de la Avenida Norte de Caracas, entre las esquinas de Veroes y Jesuitas, distinguida con el N0 33, inmueble que meses antes ocupaba la Standard Oil Company of Venezuela. Allí se inició el proceso de canje de billetes emitidos con anterioridad por los bancos comerciales autorizados, por los nuevos billetes del Banco Central. De esta manera se concretó la centralización de las reservas monetarias internacionales del país. Posteriormente, el 1° de enero de 1941 fue inaugurado el Banco Central oficialmente en acto solemne que contó con la presencia del Presidente de la República, Gral. de División Eleazar López Contreras.

La Primera Sede (1940-1946) La primera sede que ocupó el Banco Central estuvo ubicada entre las esquinas de Veroes y Jesuitas. Pagando un canon de arrendamiento mensual de Bs. 2.500, el Banco Central inició sus operaciones el 15 de octubre de 1940 en una casona de la Avenida Norte de Caracas, entre las esquinas de Veroes y Jesuitas, distinguida con el N0 33, inmueble que meses antes ocupaba la Standard Oil Company of Venezuela. Allí se inició el proceso de canje de billetes emitidos con anterioridad por los bancos comerciales autorizados, por los nuevos billetes del Banco Central. De esta manera se concretó la centralización de las reservas monetarias internacionales del país. Posteriormente, el 1° de enero de 1941 fue inaugurado el Banco Central oficialmente en acto solemne que contó con la presencia del Presidente de la República, Gral. de División Eleazar López Contreras.

Recientemente el Gobierno con Ley Habilitante amplió su poder sobre el BCV y limitó la acción de la AN.

Igualmente, la publicación de las cifras oficiales relacionadas con la economía, que el BCV no publica o lo hace a su antojo, tampoco será una obligación sine qua non pues el ente podrá clasificar determinada información como secreta o confidencial.

La Segunda Sede(1946-1965) El aumento de servicios y actividades del Banco reclamó en breve tiempo la construcción de un edificio propio y cónsono con la nueva realidad del pais. El 19 de octubre de 1943, se colocó la primera piedra para la construcción de un edificio propio, en el angulo Noroeste de esquina de Carmelitas entre las calles Norte 2 y Oeste 1, diagonal con la Santa Capilla en la avenida Urdaneta. El diseño de la obra le fue confiado al arquitecto Gustavo Wallis L., quien concibió y construyó un edificio sobrio, elegante, funcional y de gran solidez. Esta sede resultó insuficiente para el crecimiento del banco, por lo que en los años 1950 se encargó un nuevo proyecto.

La Segunda Sede del BCV (1946-1965) El aumento de servicios y actividades del Banco reclamó en breve tiempo la construcción de un edificio propio y cónsono con la nueva realidad del pais. El 19 de octubre de 1943, se colocó la primera piedra para la construcción de un edificio propio, en el angulo Noroeste de esquina de Carmelitas entre las calles Norte 2 y Oeste 1, diagonal con la Santa Capilla en la avenida Urdaneta. El diseño de la obra le fue confiado al arquitecto Gustavo Wallis L., quien concibió y construyó un edificio sobrio, elegante, funcional y de gran solidez. Esta sede resultó insuficiente para el crecimiento del banco, por lo que en los años 1950 se encargó un nuevo proyecto.

Lo absurdo es que voceros y autoridades del Gobierno de Maduro, insisten en una supuesta “Guerra Económica”. Lo cierto es que un país sin mostrar cifras, con amnesia estadística, no puede pretender captar inversiones ni créditos para atender la crisis.

Antigua sede del Banco Central de Venezuela en la avenida Urdaneta

Antigua sede del Banco Central de Venezuela en la avenida Urdaneta

El BCV oculta o maneja a discreción los datos siguientes:

1.-Inflación
2.-PIB (Producto Interno Bruto)
3.-Balanza de Pagos
4.-El Boletín mensual se publicó hasta junio del 2012
5.-Informe económico, el último publicado en 2012
6.-Informe a la Asamblea Nacional, último entregado en 2012.
7.-Mensaje de fin de año del presidente del Banco Central de Venezuela, hasta el 2012.
8.-Índice de remuneración económica (IRE)
9.-Índice de precios al mayor
10.-Índice de pecios de insumos de la construcción
11.-Índice de volumen de ventas. Comercio al por mayor y al por menor
12.-Índice de precios las pymes de la producción de la industria manufacturera privada
13.-Índice de producción física para algunas actividades económicas
14.-Base monetaria .
15.-Balance general del Banco Central Venezuela

Hacia la mitad de la década de los cincuenta surgió la necesidad de un nuevo local. Se hizo un proyecto bajo la responsabilidad del Arquitecto Tomás Sanabria, para construir un edificio en dos etapas. En la primera se haría la sede para los más altos niveles de decisión del Banco y también parte de las bóvedas de seguridad y otros servicios específicos de la Institución. Se construyó en el terreno ubicado en el ángulo noroeste de la esquina de Carmelitas, sobre la avenida Urdaneta. Su diseño mereció el Premio Nacional de Arquitectura y el edificio fue inaugurado en 1965, con asistencia del Presidente de la República Dr. Raúl Leoni. La segunda fase, abarcaría una torre de vastas proporciones, originalmente destinada a ser compartida con otros organismos financieros afines al BCV, tales como la Bolsa de Valores de Caracas, la Comisión Nacional de Valores y el Fondo de Inversiones de Venezuela. La Torre Financiera, como fue denominada, se construyó y fue inaugurada por el Presidente Rafael Caldera el 14 de Septiembre de 1973 con un total de 26 pisos sobre el nivel de la calle, destinados a dependencias del BCV y a los organismos financieros que inicialmente fueron ubicados en el edificio sede. La edificación está interconectada con el edificio sede con el cual forma una sola unidad arquitectónica y funcional que embellece la ciudad capital.

Hacia la mitad de la década de los cincuenta surgió la necesidad de un nuevo local. Se hizo un proyecto bajo la responsabilidad del Arquitecto Tomás Sanabria, para construir un edificio en dos etapas. En la primera se haría la sede para los más altos niveles de decisión del Banco y también parte de las bóvedas de seguridad y otros servicios específicos de la Institución. Se construyó en el terreno ubicado en el ángulo noroeste de la esquina de Carmelitas, sobre la avenida Urdaneta. Su diseño mereció el Premio Nacional de Arquitectura y el edificio fue inaugurado en 1965, con asistencia del Presidente de la República Dr. Raúl Leoni. La segunda fase, abarcaría una torre de vastas proporciones, originalmente destinada a ser compartida con otros organismos financieros afines al BCV, tales como la Bolsa de Valores de Caracas, la Comisión Nacional de Valores y el Fondo de Inversiones de Venezuela. La Torre Financiera, como fue denominada, se construyó y fue inaugurada por el Presidente Rafael Caldera el 14 de Septiembre de 1973 con un total de 26 pisos sobre el nivel de la calle, destinados a dependencias del BCV y a los organismos financieros que inicialmente fueron ubicados en el edificio sede. La edificación está interconectada con el edificio sede con el cual forma una sola unidad arquitectónica y funcional que embellece la ciudad capital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s