Fidel Castro siempre vio a Venezuela como un botín

En 1959 visitó Caracas para pedirle a Rómulo Betancourt la bicoca de 300 millones de dólares para molestar a EE UU. El entonces presidente de Venezuela le negó el préstamo.

Fidel Castro siempre pensó en Venezuela más que como un trofeo, como un jugoso botín. En 1959 visitó Caracas para pedirle a Rómulo Betancourt la bicoca de 300 millones de dólares para molestar a EE UU. El entonces presidente de Venezuela le negó el préstamo. En la gráfica tomada en Caracas, Fidel Castro, con cara de mosquita muerta, Rómulo Betancourt , con cara de incrédulo, y Carlos Canache Mata, con gesto de sorpresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s